Impresoras 3D: innovación disruptiva en la industria de la construcción

Automation

La industria de la construcción está a punto de transformarse de manera drástica e irremediable. Y las constructoras parecen no darse cuenta. La tecnología de avanzada de la impresión 3D para edificaciones ya está desarrollada, probada, puesta a punto y en operación.

Esas colosales impresoras 3D tan solo transitan el último tramo de su curva de aprendizaje. El uso de la tecnología 3D pronto se masificará y caerá como un tsunami en el mundo de la construcción.

La ingeniería civil peligra. La robótica y la mecatrónica irrumpen sin avisar en el diseño de los enormes robots constructores que sustituirán a todo el equipo de construcción, desde el director hasta el obrero menos calificado.

El proyecto arquitectónico y las ingenierías ahora serán interpretadas y ejecutadas por… ¡un enorme robot! preparado para formar finas capas de acero y hormigón conforme al diseño precargado por los arquitectos de la obra (al parecer, estos seguirán siendo humanos por un largo tiempo).

Efectivamente, la labor del equipo de arquitectos permanece inalterada. La arquitectura se ha tomado muy en serio el cambio tecnológico desde hace décadas. Los arquitectos utilizan en su labor sofisticados programas de cómputo que no han parado de evolucionar y todo parece indicar que los modernos diseños arquitectónicos computarizados serán la pauta para que las máquinas constructoras ejecuten obras tal-cual lo marcan los planos.

Gracias al avanzadísimo software orientado a objetos BIM (Building Information Modeling) o “Modelado de Datos para la Construcción”, el diseño digital de las edificaciones es prácticamente el listado de instrucciones al detalle que se carga en el robot-impresora 3D para levantar la edificación.

El modelo de datos BIM abarca desde las geometrías, relación con el espacio, cantidades y propiedades de los componentes. Se añade concreto de alto desempeño y los hilos de acero que tejen e implantan capa por capa, de abajo hacia arriba, los muros, techos y acabados del edificio… ¡y hasta parte de la tecnología de la edificación, embebida! como puede ser cableado, fibra óptica, antenas, sensores y otros dispositivos electrónicos.

La impresora 3D construye un edificio en tiempo récord, con absoluta precisión y calidad, sin desperdicio de material y… sin apoyo  humano.

Como toda tecnología de avanzada, la impresión 3D será costosa al principio pero terminará apoderándose del mercado cuando muestre rentabilidad y sobre todo, ahorro en tiempo y esfuerzo.

Las funestas predicciones de máquinas sustituyendo a humanos ya se cumplieron. La impresión 3D van a desplazar la mano de obra de las etapas constructivas y ofrecen lo nunca antes soñado: rapidez, bajos costos, calidad, precisión, cero conflictos laborales, cero accidentes, cero retrasos. Al parecer, los robots 3D trabajarán sin descanso día y noche y sin hacer ninguna huelga. Tal vez, algunas rutinas de mantenimiento y nada más.

Así es la tecnología disruptiva: se desarrolla en silencio, llega sin avisar, nadie la ve venir, se apodera del mercado en un instante y en un santiamén lo transforma todo.

Para googlear y abundar sobre el tema:

Laughborough University + BIM + 3D Printers.

La imagen del encabezado tiene copyright:

© Aydindurdu | Dreamstime.com – Automation Road Sign Photo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s