Uber, el nuevo cisne negro.

© Zhanghaobeibei | Dreamstime.com - Black Swan Photo
© Zhanghaobeibei | Dreamstime.com – Black Swan Photo

Era un simple patito feo. El gremio taxista no lo vio venir. Cuando todo comenzó, no le dieron la debida importancia. Hoy, sienten su impacto en casi toda su extensión. Y eso que aún no comienza su real auge.

Uber, la aplicación para teléfonos inteligentes que conecta el servicio de transporte ejecutivo con sus usuarios, llegó para quedarse. Sus principales diferenciadores con el servicio clásico de taxi son la seguridad, la rapidez y el precio competitivo.

¿Y qué pasa con lo pagado a las arcas gubernamentales? El desleal competidor taxista de Uber no paga impuestos, licencias, concesiones. Uber es la tecnologización del taxi pirata. De ahí la molestia del gremio taxista que ha degenerado en protestas, violencia y hasta destrucción y lesiones, en varios países.

El aparato de presión detrás del gremio taxista –corporaciones, sindicatos, políticos- apuestan a que Uber no se queda. Insisten en verlo como un pato feo, sin apoyo gubernamental, sin lobbies en la esfera política, sin organizaciones de respaldo.

Y sin embargo… #ubersequeda. En México, se anuncian mecanismos para regularizar el servicio y en tanto, su existencia es tolerada, al menos por las autoridades.

El impacto es duro y ya está aquí. Efectivamente, para el gremio taxista era improbable que el mundo del transporte, tal como lo conocemos, se viera tan drásticamente modificado. Nunca de esa manera.

Tal como les ocurrió a las disqueras con Napster. No lo vieron venir y cuando apareció, lo trataron como simple pato feo. En su momento, tampoco vimos venir a los nerds de Bill Gates y Steve Jobs ni a otros tantos que en un abrir y cerrar de ojos cambian el mundo hasta dejarlo irreconocible.

La moraleja es: ¡cuidado!. Porque como en el famoso clásico infantil de Hans Christian Andersen de 1844, el Patito Feo fue ninguneado, vilipendiado y terriblemente bulleado. Pero al final del cuento se alzó triunfante. Se convirtió en un Cisne Negro.

Nassim Nicholas Taleb ha dicho que una pequeña cantidad de Cisnes Negros explica casi todo en nuestro mundo. Por cierto, su libro “El Cisne Negro” lleva como subtítulo “El Impacto de lo Altamente Improbable”.

Hay una conexión con la Teoría del Caos, pero eso será tema de otro post.

Hasta la próxima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s